IF

Académicos de Medicina Veterinaria UdeC realizan cursos de capacitación a personal del SAG

Los académicos Manuel Quezada del Departamento de Patología y Medicina Preventiva y Tomás Casanova del Departamento de Ciencias Clínicas, de la Facultad de Ciencias Veterinarias, realizaron recientemente seis cursos teórico-prácticos de capacitación que fueron dirigidos al personal del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) que se dedica a la Inspección Oficial de Matadero.

De acuerdo a lo señalado por los docentes, el personal que asistió a las capacitaciones fueron los Inspectores técnicos y médicos veterinarios. Se dictaron tres cursos sobre los Criterios de Inspección en Cerdos, dos acerca de los Criterios de Inspección en Ovinos y un Curso de Necropsia en la Especie Porcina.

Respecto de los cursos ofrecidos, los académicos mencionaron que, “la Facultad de Ciencias Veterinarias posee un compromiso importante con la comunidad, con la cual se ha vinculado de diversas maneras, en este caso a través de estos cursos de capacitación. Para esta oportunidad en particular la universidad puso a disposición su personal e infraestructura, sus auditorios, laboratorios y la sala de necropsia. Es importante destacar la excelente relación que la Facultad ha mantenido con el SAG a través de los años, institución con la que se ha mantenido una constante retroalimentación positiva de conocimientos, a través de cursos similares, de investigaciones científicas conjuntas y de buen compañerismo con nuestros colegas”.

Cabe precisar que las actividades se realizaron en dependencias del SAG en Rancagua, en el Auditorio y Sala de Necropsia de la Facultad de Ciencias Veterinarias, Campus Chillán y el último curso para inspectores de Ovinos, que se llevó a cabo en el Edificio del Ministerio de Agricultura, en Punta Arenas.

Finalmente los docentes, precisaron que esta iniciativa podría continuar replicándose. “Idealmente estos cursos debieran extenderse a otras especies animales y actualizarse constantemente, ya que el comportamiento de las enfermedades en las poblaciones no es estático y varía constantemente, lo que plantea otro desafío para quienes trabajan estudiando las patologías que afectan a los animales. Existe un interés mutuo para replicar los cursos y somos optimistas en que en un futuro cercano esta posibilidad se podrá concretar positivamente. Ya se han realizado actividades similares también con empresas y otras instituciones gubernamentales, así que seguiremos en esa senda”.